Convenio con el Jefe

Acab谩bamos de comprar una casa nueva y econ贸micamente nos encontr谩bamos muy apurados. Entre el salario de mi marido y el m铆o nos costaba horrores llegar a fin de mes por lo que cualquier contratiempo econ贸mico era lo 煤ltimo que necesit谩bamos. La continua amenaza de perder mi trabajo me desesperaba. Adem谩s, las cosas entre ambos comenzaban a no ir muy bien, a las dificultades econ贸micas se a帽ad铆an sus largas ausencias de casa y mi falta de sexo.

Una tarde, antes de volver a mi casa, recib铆 el recado de que el jefe quer铆a verme en su despacho. Tem铆 lo peor porque durante la ma帽ana se hab铆a acercado por detr谩s mi sin que yo me diera cuenta mientras enviaba fotos m铆as desnuda. Se acerc贸 lo suficiente para verlas aunque en ese momento aparentara no haberlas visto y no dijera nada.

Cuando entr茅 en su despacho ya se hab铆a ido su secretaria, me hizo cerrar la puerta y me se帽al贸 una silla frente a su mesa mientras carraspeaba.

鈥旽e visto que enviabas fotos de desnudos tuyos y que g眉asapeabas con alguien esta ma帽ana.

Lo negu茅 como pude鈥 debe usted estar equivocado, pero no tengo fotos de esas en mi tel茅fono m贸vil.

鈥暵縈e llamas mentiroso? 鈥昫ijo molesto e incorpor谩ndose en el sill贸n.

鈥昇o se帽or, no le llamo mentiroso, siento mucho haberle ofendido 鈥昹a simple perspectiva del despido me aterraba as铆 que improvis茅 como pude鈥 estos d铆as he estado muy nerviosa y excitada, y con mi esposo no hemos tenido sexo en toda la semana, por eso le envi茅 las fotos.

鈥昐e lo que es eso, llevo as铆 todo un mes 鈥時espondi贸 condescendiente.

鈥暵縈e va usted a despedir? 鈥昿regunt茅 cada vez m谩s temerosa.

鈥旳煤n no he decidido nada 鈥昫ijo pensativo y sin apartar la mirada de mi falda. Me pareci贸 que se le encend铆an los ojos as铆 que disimuladamente sub铆 algo la falda para ense帽arle m谩s las piernas viendo la posibilidad de salvar mi trabajo y fui abriendo lentamente las piernas separando las rodillas.

鈥暵縉o podr铆amos hablar de si seguir茅 trabajando con usted? 鈥昿regunt茅 intentando ser melosa pero no empalagosa, no quer铆a parecer demasiado dispuesta. Al mismo tiempo segu铆 separando lentamente las rodillas.

鈥昅ira, es cierto que me gustas y me desagradar铆a mucho que te fueras, pero si alguien llegara a verte con esas fotos en el trabajo podr铆a meterme en problemas.

鈥昇o estoy desnuda del todo en esas fotos 鈥昺e defend铆.

鈥暵縑uelves a enga帽arme? 鈥昺e respondi贸 mientras me miraba inquisitivamente.

鈥昇o se帽or, puede ver las fotos si quiere 鈥昦legu茅 a la desesperada.

Durante un momento permaneci贸 pensativo, como valorando mi propuesta y respondi贸 鈥旸e acuerdo, veamos esas fotos.

Me levant茅 de la silla lentamente abriendo a煤n m谩s las piernas tanto que el jefe tuvo plena visi贸n de mis bragas.

Fui hasta mi mesa y recog铆 mi tel茅fono, regres茅 al despacho, lo desbloque茅 y se lo puse delante.

鈥昉or favor, no se lo diga usted a nadie 鈥晄upliqu茅 mientras pasaba mis fotos por la pantalla.

Me acerqu茅 a煤n m谩s apretando mi entrepierna contra su brazo.

鈥暵縔 esta foto? 鈥昿regunt贸.

鈥旹stoy avergonzada 鈥昹e dije mientras estiraba la mano para ocultar la imagen con los dedos cuando me mostr贸 una fotograf铆a m铆a completamente desnuda y de frente a la c谩mara.

鈥昅e gusta tu matojo, d茅jame verlo 鈥昫ijo mientras me apartaba la mano y contemplaba la foto; la foto que segu铆a era a煤n m谩s expl铆cita, conmigo聽de espaldas inclinada hacia delante mostraba todo mi culo y mi co帽o.

鈥昅e gusta tu co帽o 鈥晊 me ir贸 antes de continuar dici茅ndome鈥 y me gusta la forma que tienes de ense帽arlo.

Mientras el jefe pasaba lentamente las fotograf铆as y las miraba detenidamente entre comentarios subidos de todo, me volv铆 sent谩ndome sobre su escritorio con la falda enrollada en la cadera y apoyando una rodilla en el apoyabrazos de su butaca. Hice como que me gustaban sus comentarios e incluso re铆 alguna de sus observaciones. Se dio cuenta de c贸mo estaba sentada y de que mis bragas estaban a la vista.

Me acerqu茅 y cog铆 el tel茅fono para ampliarle una foto que se le resist铆a, mientras lo hac铆a, su mano empez贸 a acariciar mi rodilla y mientras habl谩bamos de la foto comenz贸 a subirla por el muslo que empez贸 a frotar mientras su mano sub铆a lentamente cada vez m谩s.

Cuando estaba a punto de alcanzar las bragas le detuve la mano. Pareci贸 sorprenderse y me miro.


鈥昉or favor, no me despidas 鈥昹e rogu茅 con voz preocupada mientras se sujetaba la mano sobre mi muslo a escasos mil铆metros de las bragas.

鈥昇o, no te despedir茅, seguir谩s trabajando aqu铆 鈥昫ijo mientras me sonre铆a.

Levant茅 mi mano de la suya y pas茅 mis brazos alrededor de su cuello y le di un gran abrazo apretando mis tetas contra su cuerpo.

Mientras le abrazaba, su mano encontr贸 el camino entre mis muslos que se abrieron d贸cilmente. Me gir茅 y me inclin茅 sobre el escritorio ofreci茅ndole mi culo en el que not茅 su dedo presionando por encima de la ropa interior.

Se levant贸 decididamente, abri贸 la puerta y en silencio observ贸 fuera, luego volvi贸 a cerrar la puerta que asegur贸 con llave.

鈥旹stamos solos, todos ya se han ido a su casa 鈥昦firm贸 mientras se soltaba la corbata.

鈥昋uiero verte desnuda ahora 鈥昿ropuso mientras se arrellenaba en su sill贸n.

Me coloqu茅 de piel frente a 茅l y lentamente me fui desnudando arrojando lejos cada prenda que me quitaba.

鈥昄levo so帽ando con esto desde que te contrat茅, es una de mis fantas铆as, aunque nunca me imagin茅 que suceder铆a realmente 鈥昫ijo mientras me observaba con atenci贸n.

Cuando me hube desnudado completamente me hizo se帽as de que me acercara hasta 茅l y que me arrodillara. Sus manos tomaron mis tetas que acerc贸 a su boca y comenz贸 a chupar y mordisquear lentamente mis pezones. Sin dejar que mi pez贸n se soltara de sus labios me dej贸 recostada sobre el escritorio. Su boca comenz贸 a recorrer mi est贸mago y sigui贸 bajando empapando mi matojo con su saliva antes de encontrar mi co帽o. Parec铆a que se volv铆a loco chupando y mordisque谩ndome el cl铆toris. Me hizo levantar y con las manos sobre mis hombros me empuj贸 suavemente para que me arrodillara ante 茅l. Le desabroch茅 los pantalones que dej茅 caer hasta sus rodillas, luego hice lo mismo con sus calzoncillos. Su polla golpeaba mi cara mientras le bajaba la ropa, luego la tom茅 entre las manos y la llev茅 a mi boca. Comenc茅 a chuparle los test铆culos metiendo alternativamente las bolas en mi boca. Luego abr铆 con ansia la boca para dejar que me metiera la polla m谩s y m谩s mientras 茅l empujaba haciendo que alcanzara mi garganta una y otra vez. Hasta que sus rodillas empezaron a temblar y sujet谩ndome la cabeza con sus manos detuvo los movimientos. Me hizo levantar y volver a colocarme sobre el escritorio, separ贸 mis piernas y se coloc贸 dentro apoyando la cabeza de su pene en la entrada de mi co帽o. Se acomod贸 mientras empujaba poco a poco dentro de mi vagina. Notaba como su polla entraba dentro de m铆 y me hac铆a volver loca de ganas. No pod铆a aguantar m谩s.

鈥暵贸llame, f贸llame 鈥晄upliqu茅.

Y mientras as铆 le ped铆a que me follara comenz贸 a joderme lentamente al principio para ir acelerando e ir cada vez m谩s r谩pido. Me ten铆a a punto de estallar y cuando cre铆a que 茅l se iba a correr la sac贸. Sorprendida me volte贸 coloc谩ndome con el pecho sobre el escritorio, volvi贸 a sep谩rame las piernas y apoyando su polla empapada de m铆 en mi culo聽que comenz贸 a frotar arriba y abajo. Apoy贸 la polla directamente en mi culo y empuj贸 hacia delante meti茅ndomela toda. Hab铆a tenido sexo anal antes pero nunca como esta vez. Me sent铆a fant谩sticamente con mi jefe foll谩ndome el culo encima de su escritorio.

Mi jefe me follaba el culo como un loco y tras lo que me parecieron horas gru帽o secamente metiendo su polla en mi culo hasta las bolas y se corri贸 dentro. Not茅 su semen caliente en mi interior. Luego fue sacando la polla despacito y un poco de su semen sali贸 de mi culo.

Me qued茅 en aquella postura intentando tomar aire cuando comenc茅 a notar destellos como de flash, como si alguien tomara fotos. Mi jefe me hizo girar y volverme hacia el, se qued贸 delante tom谩ndome fotos con la c谩mara de su tel茅fono. C谩lculo que tomar铆a casi medio centenar en distintas posturas. Algunas resultaban muy procaces, incluso me hizo abrir la boca y me meti贸 la polla para hacer una foto chup谩ndosela, tambi茅n me hizo recostar para meterme la polla en el co帽o y hacer otra foto.

鈥旹state tranquila, estas fotos son solo para m铆, pero鈥︹昬 hizo una pausa para continuar鈥 si quieras que nadie las vea, incluso tu marido, tienes que ser m铆a siempre que quiera.

Esa propuesta me sobresalt贸, sus anteriores palabras de mantener mi trabajo no contemplaban esta posibilidad, pero la alternativa era mucho peor.

鈥旸e acuerdo 鈥昦cept茅 resignada.

-- De momento y a partir de ahora, nunca llevar谩s bragas en el trabajo y cuando te lo orden茅 te pondr谩s delante y separar谩s las piernas聽mientras levantas la falda.

Volv铆 a aceptar con la misma resignaci贸n

鈥昐i haces esto, nunca nadie ver谩 esas fotos.

Acept茅, salvar el trabajo era en estos momentos la 煤nica opci贸n posible.

鈥暵縇o entiendes todo bien? 鈥昿egunt贸.

鈥昐i se帽or, lo he comprendido todo.

鈥旳 primeros de la pr贸xima semana tengo una reuni贸n de negocios y vendr谩s conmigo 鈥昦nunci贸.

鈥暵h Dios! 鈥昬xclam茅鈥 驴Qu茅 le dir茅 a mi marido? 鈥昪ontinu茅.

鈥旸ile que te he nombrado mi asistente personal, que tendr谩s un generoso aumento de salario pero que a cambio tendr谩s que viajar con frecuencia fuera de la ciudad e incluso del pa铆s.

Ya hab铆a salvado mi trabajo y adem谩s conseguido un buen aumento as铆 que acept茅 sin dudarlo ni muchos escr煤pulos.

Unos ruidos fuera nos indicaron que el empleado de la limpieza estaba con su tarea. Mi jefe se qued贸 un rato pensativo mir谩ndome desnuda.

鈥昖铆stete pero no te pongas las bragas 鈥昽rden贸.

Me vest铆 como me hab铆a ordenado.

鈥昚a estoy 鈥昪onfirm茅.

鈥昐al ah铆 fuera y si茅ntate sobre la mesa con las piernas cruzadas al estilo buda, quiero que le des un bonito espect谩culo.

鈥昇o, no 鈥昫ije con rotundidad.

鈥旹st谩 a punto de jubilarse, vive solo y dudo mucho que haya follado en muchos a帽os si no es pag谩ndole a una puta. Y con lo que gana tampoco ser谩 de las mejores. Una mujer como tu ser谩 una alegr铆a para 茅l.

Estaba limpiando en la sala de al lado cuando me sent茅 sobre la mesa, sub铆 la falda y cruc茅 las piernas como el jefe me hab铆a indicado. Cuando entr贸 se sorprendi贸 de verme all铆 y se asust贸 al verme como estaba.

鈥暵縌u茅 hace usted aqu铆? 鈥昿egunto mientras arrastraba una silla y sentarse frente a m铆 con lo que mi co帽o quedaba expuesto a su mirada.

鈥昅e he quedado a trabajar hasta tarde y estoy聽tomando un descanso 鈥昹e expliqu茅 sonriente.

鈥暵縇e importa que me quede un momento con usted y charlamos? 鈥昿egunt贸 con timidez.

鈥昇o, encantada de que se quede usted, as铆 tendr茅 alguien con quien conversar.

Mientras el no apartaba la mirada de mi co帽o, as铆 que la conversaci贸n pronto deriv贸 al sexo. M谩s concretamente a mi sexo. Me quej茅 de que mi marido estaba fuera y que llevaba m谩s de una semana sin tener sexo.

鈥旹so me pone muy caliente 鈥昹e solt茅 ante su sorpresa, pero sin que dejara de mirarme el co帽o durante todo el tiempo que convers谩bamos.

鈥昅e gusta tu ropa 鈥昫ijo de pronto, pero sin cambiar la mirada.

鈥暵縌u茅 es lo que m谩s te gusta? 鈥昿regunt茅 suavemente.

鈥昄o que m谩s me gusta es que usted no lleva bragas.

鈥暵h! Lo siento, lo hab铆a olvidado 鈥昺e disculp茅 con picard铆a.

鈥暵縇e parece bien as铆, Le gusta?鈥昹e pregunt茅

鈥旹st谩 bien as铆, le queda bien 鈥時espondi贸 complacido.

Sab铆a que el jefe nos observaba desde el interior de su despacho y con la calentura que ya ten铆a quise ir un poco m谩s all谩 de las instrucciones recibidas.

鈥暵緾ree que soy atractiva? 鈥昹e pregunt茅 antes de continuar 鈥暵縇e gusto?

鈥昐i se帽ora, es usted muy atractiva, me parece que tiene un bonito cuerpo.

鈥暵緾贸mo que le parece?

鈥昐i se帽ora, con la ropa puesta es dif铆cil de responder.

Sonre铆 francamente y hasta se me escap贸 una risita de sorpresa y alegr铆a.

鈥昅e quitar茅 la ropa para que pueda verme mejor y as铆 decirme si tengo un bonito cuerpo.

Me puse de pie y lentamente, muy lentamente, sin dejar de mirarle me fui quitando la ropa, primero la blusa y despu茅s el sost茅n. Con las tetas desnudas me gir茅 en redondo para que me analizara bien.

鈥暵縌u茅 piensa usted ahora? 鈥昹e pregunt茅 mientras no dejaba de girar.

鈥昅e gustan mucho 鈥晊 estir贸 las manos comenzando a apretarme las tetas y juguetear con los pezones. En ese momento solt茅 la falda dej谩ndola caer al suelo. Dio un paso atr谩s y ech贸 una larga mirada. Luego hizo un gesto indic谩ndome que volviera a dar la vuelta.

鈥昋uiero verle el culo.

Al segundo giro me empuj贸 por los hombros hacia delante haci茅ndome inclinar sobre el escritorio, sus manos se aferraron a mis nalgas que empez贸 a manosear y apretar. Me separ贸 las nalgas con los largos dedos separ谩ndome las piernas con una rodilla. Pronto sus dedos alcanzaron mi co帽o y lo atravesaron en busca de mi cl铆toris. Jug贸 un rato con el co帽o antes de empujar dentro un dedo. Me estaba volviendo loca porque a aquel primer dedo sigui贸 otro, y luego ya eran tres, finalmente cuatro. Me follaba con los dedos hasta que se fueron empapando con mis jugos.聽Sac贸 su mano de mi co帽o y not茅 como su polla tomaba el relevo frot谩ndola sobre mi co帽o mojado. Yo estaba caliente y tan desenfrenada que me hab铆a.

鈥暵縋uedo follarle el co帽o? 鈥昮ue la sorprendente pregunta del empleado de la limpieza despu茅s de que me hubiera hecho poner de espaldas sobre el escritorio y agarr谩ndome por los tobillo manten铆a separadas mis piernas mientras su polla se apoyaba entre los labios exteriores de mi co帽o.

Afirm茅 con un gemido y empuj贸 meti茅ndomela hasta atr谩s. Me daba fuerte, cada vez m谩s fuerte y yo cada vez m谩s loca.

鈥暵贸llame m谩s duro! 鈥昹e rogu茅.

Aument贸 la fuerza y meti茅ndome todo lo que pudo no par贸 hasta que solt贸 todo su semen dentro de mi co帽o. Me encant贸.

Me qued茅 sobre la mesa, completamente agotada, con las piernas separadas y el co帽o chorreando. Cuando me recuper茅 e incorpor茅, el empleado de la limpieza hab铆a desaparecido. Unas risas me hicieron girar la cabeza y tras de m铆, el jefe y el empleado de limpieza sonre铆an y se re铆an con aire c贸mplice. Entonces me di cuenta de que hab铆a ca铆do en una trampa y que aquellos dos se hab铆an puesto de acuerdo. Tambi茅n que aquella no ser铆a la 煤ltima vez. Tampoco me sent铆 mal, ni molesta ni ofendida, tengo lo que quiero, un buen trabajo bien pagado y todo el sexo que necesite. El haberme dejado follar por aquellos dos me sent贸 bien, lograron satisfacerme sexualmente y hasta me pagaban por ello.

Me vest铆 con calma mientras me observaban pero no me puse las bragas que me llev茅 colgando en la mano y dej茅 caer al pasar al lado del carro de la limpieza.

鈥旽asta ma帽ana se帽or 鈥昫ije dirigi茅ndome al jefe.

鈥旽asta ma帽ana se帽or 鈥昦帽ad铆 dirigi茅ndome al empleado de la limpieza.

鈥旹spero que hayan tenido un buen d铆a 鈥昦cab茅 por decir desde la puerta dirigi茅ndome a ambos para terminar con un decididamente alegre 鈥暵asta ma帽ana a los dos!

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.