Soy Enfermera, pero no puta IV

Soy Enfermera, pero no puta IV

Mientras me depilaba la vagina hice un recuento de mis d铆as con Don Rolo, el lunes que lo聽conoc铆 ya me hab铆a visto mi cosita desnuda por debajo de mi uniforme, el martes me vio desnuda聽en el ba帽o, ayer mi茅rcoles lo masturb茅鈥 驴Qu茅 me estaba pasando? Antes de conocerlo yo era una聽esposa fiel鈥 y para colmo de males mi esposo hab铆a vencido mi resistencia a darme por atr谩s y me聽ten铆a el ano destrozado, pero sent铆a que me lo ten铆a merecido por ser tan鈥 bueno, eso.

Al llegar a mi trabajo me abri贸 la anciana enfermera y sali贸 dando un portazo, me dirig铆 a la聽habitaci贸n y Don Rolo no estaba en su cama, lo llam茅 angustiada y me dijo que esa viaja maldita lo聽hab铆a dejado en el ba帽o, lo encontr茅 sentado en la taza y con una enorme erecci贸n 驴Qu茅 le pasaba聽a este hombre? 驴Viv铆a siempre con la verga parada? Me cont贸 que le pidi贸 a la enfermera que lo聽llevara al ba帽o a hacer sus necesidades, pero cuando le pidi贸 que lo limpiara, la viejecita se dio聽cuenta de su gran erecci贸n y sali贸 corriendo, otra vez tendr铆a la se帽ora que buscar otra sustituta鈥β爊o s茅 por qu茅 el juego de palabras me sugiri贸 que ya ten铆a una prostituta de d铆a鈥 驴Qu茅聽pensamientos eran esos?

Lo limpi茅 y cambiando la rutina lo ba帽茅, me pidi贸 que lo masturbara pero me negu茅, me dijo聽que me entend铆a pero que el accidente lo manten铆a con una erecci贸n constante, le promet铆 que iba聽a investigar y lo sequ茅 con esmero en sus partes 铆ntimas, me relam铆a de gusto cada vez que tocaba聽esos huevos peludos y m谩s a煤n cuando ten铆a que pelarle el pene para limpiarle la cabeza, el pobre聽temblaba de satisfacci贸n y yo de la emoci贸n, pero haci茅ndome la profesional lo llev茅 a la cama para聽hacerle su terapia, le dije que si prefer铆a su pijama o la bata, hizo una pausa como queriendo leer聽mis pensamientos y al final se decidi贸 por la bata, le iba a poner sus b贸xer pero se neg贸, me dijo que聽no tuviera pena, que se iba a tapar bien.

Me pregunt贸 que cuando iba a empezar con mis turnos de noche, le cont茅 la molesta discusi贸n聽con mi esposo y me dijo que lo entend铆a, que si yo fuera su mujer tampoco me lo permitir铆a, alegu茅聽que eso era machismo, que las mujeres ten铆amos todo el derecho de dedicarnos a nuestro trabajo聽sin condiciones, que yo jam谩s le dir铆a a mi esposo en que horarios deber铆a hacerlo; me sent铆a como聽una de esas feministas radicales y despu茅s de hablar hasta por los codos, me dijo:

DON ROLO: L铆mpiate la baba y deja de mirarme la verga.

YO: 隆Don Rolo! No se la estaba viendo, le estoy haciendo su terapia.DON ROLO: S铆 pero para moverme las piernas no tienes por qu茅 verme la verga.

YO: No lo hac铆a, pero si as铆 fuera鈥 驴le molesta?

DON ROLO: Para nada, Lola, me halaga, puedes v茅rmela cuantas veces quieras鈥 y ya sabes que hay聽un sobrecito para ti si鈥

YO: C谩llese, don Rolo, eso solo pas贸 una vez y punto.

DON ROLO: 鈥 驴Sabes? Tu marido hace bien en no dejarte hacer el turno de noche鈥 una chica tan聽linda como t煤鈥 si fueras mi mujer鈥

YO: 驴Me est谩 coqueteando?

DON ROLO: No, mi reina.

YO: 隆驴Mi reina?!

DON ROLO: No, Lola, no te estoy coqueteando, me gustar铆a pensar que te estoy seduciendo, pero鈥

YO: 隆Pero me est谩 pagando como a una prostituta!

DON ROLO: De verdad que contigo no se puede, trato de ser amable y mal interpretas mis palabras,聽perd贸name鈥 s茅 que para ti solo soy un viejo鈥 y encima parapl茅jico鈥 no me hagas caso鈥 a veces聽pienso que hubiera sido mejor quedarme muerto en ese accidente.

No supe que decir, termin茅 la terapia y le di sus medicamentos, luego salimos al jard铆n para que聽tomara su ba帽o de sol, le ped铆 su computadora para investigar lo de la erecci贸n y efectivamente聽ten铆a raz贸n, era incre铆ble como reaccionaba su cuerpo frente a semejante adversidad, me dio mucha聽l谩stima y me sequ茅 mis l谩grimas, pobre hombre 驴Qu茅 ser铆a de mi esposo si pasara por semejante聽situaci贸n?...

隆驴Qu茅 ser铆a de m铆鈥?! No cab铆a duda que nosotros los normales nos quej谩bamos por cualquier聽tonter铆a鈥 y 茅l鈥 ten铆a que vivir dependiendo de los dem谩s. Luego de un buen rato de sol me dijo que quer铆a ir al yacusi, me fui a poner mi traje de ba帽o y lo聽encend铆, luego lo llev茅, no quer铆a que pensara que lo estaba provocando, nos metimos y yo me puse聽de frente sosteni茅ndolo con mis pies su pecho velludo, me hac铆an cosquillitas sus pelitos sobre la聽planta de mis pies, me dijo que no me fuera a molestar pero que me ten铆a que preguntar por qu茅聽me hab铆a decidido a masturbarlo, tragu茅 saliva y trat茅 de explicarle que fue un impulso, que me dio聽pena ver como se lastimaba cuando lo hac铆a, que no lo hice por el dinero鈥

DON ROLO: 驴Te gust贸 masturbarme?

YO: 鈥h鈥

DON ROLO: Dilo sin pena鈥 驴T煤 masturbas a tu marido?

YO: S铆, pero es mi marido.

DON ROLO: 驴Y te gusta masturbarlo?

YO: Ay, don Rolo, no me gustan las preguntas que me hace.

DON ROLO: Ser铆a natural que te gustara鈥 驴Por qu茅 te quedas callada?... 驴C贸mo se llama tu marido?

YO: Mario.

DON ROLO: Pues haz de cuenta que yo soy Mario y me masturbas.

YO: Pero no es lo mismo.

DON ROLO: 驴Prefieres que me lastime?

YO: No, claro que no.

DON ROLO: Entonces鈥

YO: Salgamos, que ya se me cansaron las piernas. Lo llev茅 a su cama.

DON ROLO: Entonces鈥β縌u茅 estaba haciendo? Yo tirada en su cama y con traje de ba帽o con mi paciente鈥 茅l mi mir贸聽con s煤plica鈥 con la timidez que me caracteriza tome esa enorme verga con mi manita y empec茅 a聽masturbarlo, acerqu茅 mi cara para disfrutar de sus chorros de semen en mi boca, le acarici茅 los聽huevos, gru帽铆a como hombre de la prehiist贸rico, desesperado, las expresiones de su cara eran聽horripilantes, pero su verga era hermosa como ninguna, ya le sal铆a gotitas por la roja cabeza de su聽pene, le pas茅 un dedo por ah铆 y brinc贸 de placer, lo pajeaba con ganas, apretando su verga con mi聽mano, aument茅 la velocidad y cuando cre铆 que iba a obtener mi recompensa de semen, son贸 el聽tel茅fono, lo puse en altavoz para que pudiera hablar con su abogado, mientras tanto fui a prepararle聽su almuerzo y me puse mi uniforme.

Me pidi贸 almorzar a la orilla de la piscina, bajo una sombrilla de sol, cuando le estaba dando su聽sopa no pod铆a evitar ver ese hermoso bulto bajo su bata, al extremo que por darle la cucharada en聽la boca se la di en la mejilla por estar vi茅ndole la verga, 茅l sonri贸 ba帽ado en sopa, iba a traer algo聽con qu茅 limpiarlo pero sus palabras me sacaron de quicio:

DON ROLO: 驴Qu茅 es esa manchita que tienes atr谩s?

YO: 驴D贸nde?

DON ROLO: 驴Est谩s en tus d铆as?

YO: No, 驴Qu茅 manchita?

DON ROLO: Esa que tienes en medio de tus nalgas, se nota mucho en tu uniforme blanco.

Era una manchita de sangre que me hab铆a salido del ano por la taladrada que me dio mi marido聽anoche, me mor铆a de la verg眉enza, fui a traer una toallita para asearlo鈥 cual ser铆a mi sorpresa聽cuando lo veo hundido dentro de la piscina, sin pensarlo me tir茅 de cabeza para auxiliarlo, a煤n no聽s茅 c贸mo fui capaz de sacarlo pero lo hice, lo acost茅 sobre la grama, abr铆 las piernas y me sent茅 sobre聽su cuerpo, le presion茅 el pecho para que expulsara toda el agua que hab铆a ingerido hasta que afortunadamente volvi贸 en s铆, yo estaba agotada y cuando me mir贸 una sonrisa dibuj贸 su boca聽torcida.

DON ROLO: Que visi贸n m谩s hermosa鈥 t煤 sentada sobre m铆鈥 con tu vestido mojado鈥 veo tu ropa聽interior鈥 ay mi reina鈥

Como est煤pida salt茅 de su cuerpo y me fui a cambiar de uniforme dej谩ndolo tirado sobre la聽grama, al desnudarme pude observar como mi cosita brillaba h煤meda de deseo, me repet铆a a m铆 misma 隆Soy enfermera, no puta! Pero deb铆a reconocer que nunca antes hab铆a disfrutado tanto mi聽trabajo como con don Rolo, me limpi茅 la vagina y el ano, me vest铆 y fui de nuevo a atender a mi paciente, lo levant茅 y lo sent茅 en su silla.

DON ROLO: Esa manchita solo quiere decir una cosa.

YO: Cambiemos de tema. 驴Quiere que le vaya a traer m谩s sopa?

DON ROLO: No, gracias, ya me llen茅鈥 驴Por qu茅 te da pena reconocer que tuviste sexo anal?

YO: 隆Don Rolo! Creo que ya se est谩 pasando de la raya.

DON ROLO: Con tu perd贸n, pero creo que tu marido te destroz贸 la raya.

YO: No sea tan abusivo, don Rolo.

DON ROLO: Es normal que se practique sexo anal en el matrimonio鈥 a m铆 me encantaba.

YO: Pues a m铆 no, me duele.

DON ROLO: 驴Fue tu primera vez?

YO: No, la segunda y todo por su culpa.

DON ROLO: 驴Y yo que tengo que ver con tu ano?

YO: Pues nada鈥 no me haga caso鈥

DON ROLO: Ahora me cuentas鈥

YO: Lo que pasa es que me sent铆 culpable con mi esposo por culpa suya鈥 me vio mi cosita depilada聽bajo la mesa鈥 y me sent铆 infiel鈥 luego me vio desnuda en el ba帽o鈥 y me sent铆 peor鈥 ayer lo聽masturb茅 y hoy otra vez, eso ya no tiene nombre鈥 por eso me dej茅 dar por atr谩s, para sufrir mi聽castigo por comportarme como una mujerzuela.

DON ROLO: Pero no llores, mi reina, ya se va ir acostumbrando tu anito, dichoso tu marido que te聽disfruta por ah铆.

YO: El disfruta pero yo no, me duele mucho.

DON ROLO: Y eso que la tiene chiquita seg煤n me dijiste.

YO: S铆, pero me duele.

DON ROLO: Te duele porque tu marido no sabe c贸mo hac茅rtelo, no te lubrica, no te pone cremita鈥

YO: Dejemos de hablar de mi ano y vamos que le voy a dar sus medicamentos.

Lo llev茅 a la habitaci贸n, lo met铆 dentro de las s谩banas, se quit贸 la bata y lo mediqu茅, era el聽momento de su siesta, era mi momento pervertido 驴C贸mo pod铆a estar enga帽ando a mi marido con聽este descaro? 茅l no se lo merec铆a, ten铆a que buscar una distracci贸n mientras dorm铆a porque si no聽iba a parar metida dentro de las s谩banas sabrose谩ndome su verga, fui a la biblioteca y abr铆 un libro,聽le铆a pero no entend铆a nada, mi mente estaba en ese falo que me distra铆a, tanto de mi lectura como聽de mis deberes de esposa, dej茅 el libro y busqu茅 en internet informaci贸n sobre sexo anal, ten铆a聽raz贸n don Rolo, mi marido era un salvaje, no sab铆a c贸mo tratar mi anito fruncidito, estaba decidida聽a pasar comprando un lubricante, yo misma me lo echar铆a porque si no mi marido podr铆a pensar聽que ten铆a experiencia y no quer铆a tener m谩s problemas con 茅l.

Don Rolo despert贸 y me pidi贸 que abriera la gaveta de su mesa de noche, hab铆an dos sobres聽con dinero, seg煤n me dijo uno ya me lo hab铆a ganado por masturbarlo, aunque no era mi culpa que聽no haya terminado, pero que el otro es si me atrev铆a a dar el siguiente paso鈥 le protest茅 furiosa, le聽dije que nunca me acostar铆a con 茅l, que no me faltara el respeto, sent铆a la cara colorada de la rabia聽y como siempre 茅l solo me escuchaba, cuando termin茅 de berrear me dijo que no me estaba聽pidiendo que me acostara con 茅l, solo鈥

DON ROLO: 鈥 quiero sentir tu boca.

YO: 隆隆Qu茅!! 隆隆驴Quiere que se la chupe?!!

DON ROLO: Piensa que soy tu marido鈥 驴A 茅l si se la mamas, verdad?

YO: No me voy a poner a discutir con usted si se la mamo o no, 驴De verdad piensa que soy una聽prostituta?

DON ROLO: No, Lolita, pero hace tanto tiempo que no disfruto un oral鈥 era de las cosas que m谩s聽me gustaban en el sexo, hacerlo y que me lo hicieran鈥 驴A tu marido le gusta?

YO: A todos los hombres les gusta.

DON ROLO: 驴Y a las mujeres?... 驴a ti?... no te quedes callada鈥 no tiene nada de malo que a una聽mujer le guste chup谩rsela a un hombre.

YO: No, pero siempre y cuando ese hombre sea mi marido.

DON ROLO: O sea que si te gusta鈥 vamos鈥 d铆melo.

YO: 鈥 pues yo no s茅 si a todas las mujeres les gusta鈥 pero鈥 a m铆鈥 s铆.

DON ROLO: Ves que no era tan dif铆cil de aceptarlo鈥 si te gusta tanto鈥 驴Por qu茅 no te compadeces聽de este pobre viejo parapl茅jico y me complaces?

Sal铆 huyendo al jard铆n de nuevo 驴Qu茅 ten铆a este hombre que sus palabras transformaba mi聽enojo en deseo? Me atormentaba la idea de sentir su verga en mi boca, de manera inconsciente me聽pas茅 la lengua por los labios鈥 me sent铆a furiosa conmigo misma 驴Por qu茅 no me iba?... 隆驴Por qu茅聽no renunciaba?!... de una cosa estaba segura, no lo hac铆a por dinero鈥 lo hac铆a porque鈥 驴Por qu茅聽me quedaba?...

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.