Soy Enfermera, pero no Puta VII

 

Soy Enfermera, pero no Puta VII

 

Mi marido traía un precioso ramo de flores, se me tiró encima pidiéndome perdón, me dijo que había hablado con un amigo sobre nuestra situación y que se había reído de él por ignorante, que su mujer usaba lubricantes y juguetes todo el tiempo, me dijo que era un idiota y me volvió a pedir perdón, me dijo que siguiera trabajando y que nunca más me haría una escena de celos como la de anoche, en ese mismo instante llamé a don Rolo, me contestó la enfermera y le dije que el lunes la relevaría a las siete, esa noche afortunadamente,

 

mi marido me trató con mucho amor, ni siquiera hizo intentos por perforar mi anito. El domingo fuimos a ver nuestra futura casita, era preciosa de dos habitaciones, justo para nosotros que no podíamos tener hijos, me llevó a almorzar a un restaurante, luego fuimos al cine, pasamos un día precioso, por la noche sacó una bolsita donde habían un montón de juguetes sexuales, algunos no tenía idea de cómo se usaban, fuimos leyendo los instructivos, el que más me gustó fue una mariposita que me amarro a las piernas y al vibrar estimula mi clítoris, esa noche cogimos con fervor.

 

Amanec√≠ el lunes muy nerviosa, cuando me estaba ba√Īando entr√≥ mi marido y me enjabon√≥ toda, los recuerdos atormentaron de nuevo mi sucia consciencia, me ba√Ī√≥ con mucha ternura, como si fuera una beb√©, me sec√≥ el cuerpo y me dijo que me amaba, me puse a llorar y me pregunt√≥ que qu√© me pasaba, yo le ment√≠ dici√©ndole que lloraba porque era muy feliz, organic√© mi maletita y sal√≠ a mi trabajo, me abri√≥ la enfermera nocturna y me dijo que a don Rolo lo hab√≠a venido a traer del hospital con una ambulancia para hacerle unos ex√°menes de rutina.

 

Entr√© y dej√© mis cosas en la habitaci√≥n de don Rolo, son√≥ el tel√©fono y era la se√Īora que me pidi√≥ que subiera a su habitaci√≥n y que le dictara el n√ļmero de un expediente que hab√≠a olvidado sobre su mesa de noche, lo hice y colgamos, tal parec√≠a que esa ma√Īana no me iba a aburrir para nada, abr√≠ la gaveta pornogr√°fica y me pas√© viendo DVDs de todos los encuentros sexuales de don Rolo con Do√Īa Laura, aprend√≠ muchas posturas que no sab√≠a que se pudieran hacer en el sexo, pero lo que m√°s disfrutaba y me pon√≠a celosa era ver como ella le mamaba la verga y le met√≠a un dedo en el trasero, estaba h√ļmeda de nuevo, ya era mi estado natural.

 

Como eran muchos quise ver de los √ļltimos ¬°Oh sorpresa! Era do√Īa Laura con otra chica preciosa, las dos luc√≠an una lencer√≠a de infarto, ¬ŅC√≥mo era posible tanta belleza en esas dos mujeres? Do√Īa Laura se acerc√≥ a la otra chica y la bes√≥, a m√≠ me dio un poco de asco, pero segu√≠ viendo, se quitaron los brasieres y se frotaron los pechos la una a la otra, ¬ŅC√≥mo pod√≠an sentir placer dos mujeres? Eso nunca hab√≠a pasado por mi mente, me parec√≠a asqueroso, luego se quitaron los hilitos y se fueron a la cama:

 

CHICA: ¬ŅEst√°s segura que tu marido no sospecha nada?

 

DO√ĎA LAURA: Ya te he dicho como mil veces que no, √©l me cree una esposa fiel y abnegada, el cornudito est√° de viaje trabajando para mantenerme como una reina.

CHICA: No seas tan descarada, Laura.

 

DO√ĎA LAURA: Si es cierto, t√ļ bien sabes que mi padre bot√≥ su fortuna en el juego, afortunadamente me cas√© con Rolando y pude mantener este nivel de vida a que estoy acostumbrada.

 

CHICA: Por eso tengo miedo a que nos descubra.

 

DO√ĎA LAURA: Deja de decir tonter√≠as y b√©same... hum... que rico... ch√ļpame las tetas... as√≠... que delicia... me tienes muy caliente... ¬°que boca!... as√≠, as√≠... ch√ļpame los pezones... mueve esa lengua como solo t√ļ sabes hacerlo... ay que rico... as√≠, as√≠... m√°s abajito... ah√≠... que rico me chupas la papaya... as√≠ mi vida... ch√ļpame el cl√≠toris...ah... que rico me lo haces... ven, yo tambi√©n te quiero mamar... que lindo culo tienes... ah... que almeja tan rosadita... te sabe deliciosa...

 

CHICA: Sí... así Laura... mámamela... ay... que rico me chupas el culo...así mamita, así, más, más... asiiiii... que cuerpecito más divino me estoy comiendo... así Laurita, méteme los dedos, otro...otro... que delicia... me encanta que me perfores el chocho y el culo al mismo tiempo... ay... que rico...

 

DO√ĎA LAURA: Ven... que estoy a punto de venirme... as√≠, mi amor... hagamos la tijerita... as√≠... fr√≥tame tus labios en los m√≠os... as√≠ mamita, m√°s fuerte... que calientita tienes la rajita... que delicia... m√°s, m√°s duro, as√≠, as√≠... ya... yaaaa... agh... yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... quuuuuuuuuuuuuuuuuuuueeeeeeeeeeeeeeeeeeee riiiiiiiiiiiiiiicooooooooo. No lo pod√≠a creer, do√Īa Laura era bisexual, ahora entend√≠a todo, ¬ŅQu√© iba a ser de m√≠?

 

Primero ca√≠ en las redes de don Rolo ¬ŅY ahora esto? no lo pod√≠a permitir, a m√≠ no me gustan las mujeres, ya se lo hab√≠a dicho, pero como que le entr√≥ por un o√≠do y le sali√≥ por el otro... me sent√≠a excitada ¬ŅC√≥mo era posible mojarme al ver a dos mujeres haci√©ndolo?... me palpitaba la vagina... eso de la tijera ni sab√≠a que exist√≠a... ¬ŅQu√© se sentir√° tener otro chochito frot√°ndose contra el m√≠o? ¬ŅQu√© pensamientos eran esos?... ten√≠a que poner un alto ¬ŅPero c√≥mo? as√≠ pas√© el resto de la ma√Īana cavilando c√≥mo tendr√≠a que parar las insinuaciones de do√Īa Laura. Lleg√≥ don Rolo y me pidi√≥ que lo llevara al yacusi, yo feliz lo hice, nos metimos desnudos y me sent√© adelante de √©l para sostener su cuerpo, pero fue mejor cuando sent√≠ su tremenda verga perforar mi vagina, ya necesitaba sentir de nuevo su pija haciendo estragos en mis interiores:

 

DON ROLO: Que rica est√°s, Lola, mueve el culo as√≠, ay que rico, ten√≠a tantas ganas de cogerte de nuevo, cre√≠ que solo lo har√≠amos esa vez ¬ŅT√ļ me extra√Īaste?

 

YO: No me pregunte nada que se me remuerde la consciencia, solo cójame.

 

DON ROLO: As√≠, mi amor, apri√©tame la verga con tus m√ļsculos vaginales, que rica la tienes, est√°s bien apretadita, huy que calientita... ¬ŅTe gusta mi verga?

 

YO: Ay ¬ŅQu√© quiere que le diga?

 

DON ROLO: La verdad.

 

YO: ...pues... desde el primer día que le vi su gran erección...

 

DON ROLO: ¬ŅQu√©? ¬ŅSe te antoj√≥?... no tendr√≠a nada de extra√Īo...

 

YO: ... sí... al vérsela se me hizo agua la boca... hum, que rico me coge...

 

DON ROLO: Me di cuenta que cuando me ba√Īabas te gustaba lavarme la verga y los huevos.

 

YO: ...ay...s√≠, don Rolo, me excita ba√Īarlo, enjabonarlo, secarlo...

 

DON ROLO: ¬ŅQu√© m√°s?

 

YO: Me fascina mamársela, la tiene tan rica... pero más me gusta que me la meta, así como ahora... me tiene hirviendo don Rolo...

 

DON ROLO: ¬ŅMe dar√≠as el culito?

 

YO: No, por favor... no me pida eso... me lo destrozaría... la tiene muy grande...

 

DON ROLO: Pero yo s√© c√≥mo hac√©rtelo para que te guste, d√©jame cogerte por el culo, por favor... no te quedes callada... dime algo, Lolita...cuando te fuiste... cre√≠ que era la √ļltima vez que te ver√≠a y me qued√© llorando...

 

YO: Yo también lloré.

 

DON ROLO: ¬ŅEso quiere decir que me extra√Īabas?

 

YO: Sí, don Rolo, para qué se lo voy a negar.

 

DON ROLO: ¬ŅSabes una cosa?... creo que no solo te extra√Īo... sino que tambi√©n te quiero.

 

YO: No me diga mentiras, don Rolo.

 

DON ROLO: No son mentiras, t√ļ eres la √ļnica mujer que me interesa, la √ļnica a quien beso, la √ļnica que me mama la verga, la √ļnica con quien cojo, la √ļnica... a decir verdad no eres la √ļnica...

 

YO: ¬ŅC√≥mo as√≠? ¬ŅHay otra?

 

DON ROLO: Solo en mis fantasías... me encantaría hacer un trío con otra mujer aunque solo fuera una vez...

 

YO: No sea degenerado, Don Rolo, a mí solo me gusta hacerlo con usted... además...

 

DON ROLO: ¬ŅAdem√°s, qu√©?

 

YO: ...pues... no se vaya a reír de mí... pues... que me darían celos.

 

DON ROLO: ¬ŅDe verdad? ¬ŅTe dar√≠an celos verme con otra mujer?

 

YO: Pero no se ría de mí.

 

DON ROLO: Si no me r√≠o de ti, es que me siento halagado que una jovencita c√≥mo t√ļ sientas celos de un viejo parapl√©jico como yo.

 

YO: ¬°¬°¬°DIOS M√ćO!!! La se√Īora.

 

Do√Īa Laura nos estaba viendo desde su ventana, ¬°tr√°game tierra! Ninguno de los dos la o√≠mos entrar, le ped√≠ que me soltara, pero con m√°s ganas me cogi√≥, como pude me zaf√© de sus brazos, √©l se hundi√≥ dentro del yacusi, as√≠ desnuda como estaba tuve que sacarlo, r√°pidamente lo puse en su silla y as√≠ desnudos y mojados lo llev√© al ba√Īo, lo sequ√© y nos vestimos, ¬ŅC√≥mo llegu√© a esta situaci√≥n? ¬°Dios m√≠o! ¬ŅQu√© har√©? Don Rolo estaba feliz en contraste con mi angustia, le di de almorzar lo mediqu√© y se durmi√≥.

 

Como era de esperarse me llam√≥ do√Īa Laura y temerosa sub√≠ a su habitaci√≥n, se encontraba desnuda boca abajo y me pidi√≥ su masaje, yo quise explicarle lo del yacusi pero no me dej√≥, me dijo que ya lo hablar√≠amos despu√©s, tambi√©n me dijo que hab√≠a descubierto que yo mir√© el DVD donde estaba con otra chica, ¬°Me quise morir! Hab√≠a olvidado guardar el DVD y la llave estaba dentro de la cerradura de su gaveta, trat√© de justificarme, pero no me dej√≥, solo dijo:

 

DO√ĎA LAURA: Desn√ļdate t√ļ tambi√©n.

 

YO: ¬ŅC√≥mo?

 

DO√ĎA LAURA: Me o√≠ste perfectamente, ¬°Desn√ļdate! No s√© si fue por el sentimiento de culpa que me acosaba o por cualquier otra raz√≥n, pero termin√© desnuda sobre el cuerpo de do√Īa Laura, cuando iba por el aceite:

 

DO√ĎA LAURA: ¬ŅAlguna vez has besado a otra mujer?

 

YO: Nunca, do√Īa Laura, ya le dije que a m√≠ no me gustan las mujeres, enti√©ndalo por favor.

 

DO√ĎA LAURA: ¬ŅA una amiguita de la escuela... o a una primita... nunca... est√°s segura?

 

YO: ...bueno... una vez tuve unos jugueteos con una vecinita...

 

DO√ĎA LAURA: Cu√©ntame... ¬ŅQu√© hicieron?

 

YO: ...pues... nos ba√Īamos juntas... me bes√≥...

 

DO√ĎA LAURA: ¬ŅY te gust√≥?

 

YO: No s√©... ten√≠a 11 a√Īos.

 

DO√ĎA LAURA: ¬ŅQu√© m√°s hicieron?

 

YO: ...me tocó mi vaginita... yo también se la toqué...

 

DO√ĎA LAURA: Que rico... ¬ŅQu√© m√°s?

 

YO: No me gusta que se excite con lo que le estoy contando.

 

DO√ĎA LAURA: ¬°Que te importa si me excito! ¬°S√≠gueme contando!

 

YO: ...ella se agach√≥ y me chup√≥ mi cosita...DO√ĎA LAURA: ¬°Sigue!

 

YO: ...despu√©s yo hice lo mismo y se la chup√©... ay, do√Īa Laura, eso fue todo lo que hicimos.

 

DO√ĎA LAURA: ¬ŅY te gust√≥?

 

YO: No s√©... creo que todas las ni√Īas por curiosidad hemos pasado por eso... pero no sabr√≠a decirle si me gust√≥... a m√≠ me gustan los hombres...

 

DO√ĎA LAURA: A m√≠ tambi√©n, pero probar otra mujer es un sabor aprendido... delicioso... reconoce que est√°s excitada.

 

YO: No, ¬ŅPor qu√© lo dice?

 

DO√ĎA LAURA: Porque siento tu humedad sobre mis nalgas.

 

YO: Pero es sin querer.

 

DO√ĎA LAURA: As√≠ empec√©yo, sin querer, pero luego de que la chica me mam√≥ la raja me encant√≥ ¬ŅQuieres que te la mame?

 

YO: No, do√Īa Laura, no me diga esas cosas.

 

DO√ĎA LAURA: ¬°Acu√©state! Te voy a ense√Īar lo que es una buena mamada, ning√ļn hombre te har√° sentir tan rico como yo.

 

Me jal√≥ hasta la orilla de la cama, ella se hinc√≥ en el suelo, puso mis piernas en sus hombros y me empez√≥ a lamer la concha, yo cerraba los ojos llena de angustia, ya no era una ni√Īa ¬ŅPor qu√© no la aventaba y sal√≠a corriendo?... estaba sintiendo delicioso, ten√≠a raz√≥n, ning√ļn hombre me la chupaba como lo hac√≠a ella, la forma en que tomaba mi gallito con sus labios era enloquecedora, yo me tocaba las tetas ¬ŅQu√© estaba haciendo? Estaba disfrutando como una ramera lesbiana, no pod√≠a seguir pensando, su lengua hac√≠a maravillas en mi hoyito trasero mientras me met√≠a y me sacaba un dedo de mi vagina, no pod√≠a creerlo, pero estaba a punto de venirme.

 

Ella se dio cuenta y me acostó al centro de la cama, se me subió encima y me puso todo su culo en mi cara, me ordenó que se la mamara, me sentía ahogar, tenía mi boca en su raja y mi nariz estaba presionada por su culo, cuando saqué la lengua para empezar a lamerla me dejó respirar, no tuve más remedio que mamarle la raja, después de todo no sabía tan mal, hasta este momento ni siquiera había probado mis jugos, pero los de ella me sabían a gloria, se acomodó para que le chupara el culo, yo metí mi lengua dentro de su canal trasero y me frotó las tetas con mucha pasión, luego se inclinó e hicimos un delicioso 69, nos mamamos delicioso y nos atravesamos los culos con los dedos, para terminar la faena me hizo la tijerita y fue el momento más placentero, no sabía que frotar mis labios contra los de ella era tan delicioso, nos fundimos en un orgasmo largo lleno de pujidos y gemidos.

 

Nos ba√Īamos juntas y me dijo que ese ser√≠a nuestro secreto, yo no sab√≠a que hacer pero asent√≠ con la cabeza, trat√© de explicarle lo del yacusi y me dijo que no me preocupara, que ella no ten√≠a ning√ļn derecho moral para reclamarle nada a su esposo, que justamente con la chica que la hab√≠a visto en el DVD, fue con quien su marido la encontr√≥, que lo amaba, pero que entend√≠a que era hombre y ten√≠a sus necesidades. El mundo estaba de cabeza y yo m√°s loca que el propio mundo.

 

Mientras me vest√≠a pude ver como dorm√≠a, la hab√≠a dejado satisfecha, eso nunca lo hubiera imaginado, pero admir√© su cuerpo desnudo y sal√≠ hacia la habitaci√≥n de don Rolo, unos instantes despu√©s despert√≥ y me pregunt√≥ que me hab√≠a dicho do√Īa Laura, le dije que me hab√≠a contado lo de la infidelidad con la chica y que ella lo amaba, pero que no sent√≠a con ning√ļn derecho de reclamarle, por supuesto le ocult√© nuestro secreto, me dijo que lo comunicara con su abogado, lo hice y sal√≠ para darle privacidad.

 

Al volver me tom√≥ de la cara y me bes√≥, yo estaba atormentada, hace un momento besaba los labios de su esposa y ahora esto ¬ŅEn qu√© me estaba convirtiendo? Le dije que parara, que su esposa estaba en la casa, pero a √©l no le import√≥ y me agarr√≥ de las nalgas, yo sab√≠a que despu√©s de todo lo que hab√≠a hecho no pod√≠a hacerme la santita, as√≠ que cerr√© la puerta con llave y me desnud√© dentro de sus s√°banas.

 

¬ŅC√≥mo era posible que estuviera tan caliente? Acababa de tener un orgasmo con su esposa y ahora √©l me incitaba a tener otro, la cabeza me daba vueltas, pero √©l hizo que dejara de pensar al ponerme la verga en mi boca, esa ya era una adicci√≥n, mam√°rsela era mi deporte favorito y estaba dispuesta a sacar una medalla de oro con mi mamada, √©l tambi√©n me la chupaba a m√≠, lo peor es que no pude dejar de comparar y Do√Īa Laura era una experta mamando puchas, de cualquier manera mi vagina necesitaba un pene.

 

Me sent√© sobre su verga y mi vagina lo agradeci√≥, que deliciosa sensaci√≥n de llenura ten√≠a, me llegaba hasta el fondo, lugares que mi esposo jam√°s lograr√≠a penetrar ¬ŅPor qu√© tuve que pensar en mi esposo? De nuevo se me nubl√≥ la mente, pero don Rolo me segu√≠a envistiendo y mi cuerpo reaccion√≥ mejor que mi mente, saqu√© mi lengua y chup√© mis pezones, eso a √©l le gust√≥ mucho porque me cogi√≥ con m√°s fuerza, de pronto me dijo que sacara de la mesita de noche un paquetito, lo abr√≠... y... ¬°Era lubricante! ¬°¬°Dios m√≠o!!Don Rolo me suplic√≥ que me lo untara en mi anito, yo no quer√≠a pero me pidi√≥ que lo sentara poniendo la mitad de su cuerpo sobre la cabecera, que me pusiera en cuatro de espaldas a √©l, vi c√≥mo se untaba los dedos con lubricante, yo temblaba de miedo, con sus dedos torcidos y vacilantes, logr√≥ meterme un dedo, yo apretaba el anillo con mucho temor, √©l me dijo que me relajara, luego meti√≥ otro y otro, despu√©s de todo no era tan malo, hasta pod√≠a reconocer que sent√≠a rico ¬ŅPero su verga?

 

Me pidi√≥ que le untara la pija con lubricante, me dijo que lo cabalgara y que as√≠ yo pod√≠a ir meti√©ndomela a mi ritmo y que si me dol√≠a que parara para que mis paredes anales se fueran acostumbrando a su tama√Īo, as√≠ lo hice, tom√© su verga por el tronco la gui√© a mi canal trasero y me entro la cabeza, pegu√© un bufido terrible, me ard√≠a terriblemente el ano, me qued√© quieta, poco a poco me fui sentando en esa anaconda hasta que sent√≠ los pelitos de sus huevos en mis nalgas, era la se√Īal que me la hab√≠a comido toda.

 

Poco a poco fui sac√°ndola y meti√©ndola de mi culito reci√©n violado, √©l me apretaba los pechos con violencia, me dol√≠a pero no me importaba, eran tantas las sensaciones que ten√≠a dentro de mi ano que me abandon√© a darnos placer, lo cabalgaba como una potra salvaje, el lubricante hab√≠a ayudado a evitar el dolor, realmente lo estaba disfrutando, me toqu√© el cl√≠toris aplicando las ense√Īanzas reci√©n aprendidas y sent√≠ que se me acalambraba todo el cuerpo, √©l estaba a punto de terminar, aceler√© mis movimientos y sent√≠ sus deliciosos chorros de semen ba√Ī√°ndome por dentro. Al despedirme me dijo algo que me conmovi√≥:

 

DON ROLO: ¬°Por favor!... no me dejes nunca

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.